Sur de Inglaterra en el puente de diciembre

¡Bienvenido/a al sur de Inglaterra viajero/a! 🙂

En este post vais a poder ver la escapada que hice al sur de Inglaterra donde pude conocer ciudades como Oxford, Windsor, Salisbury o pueblecitos con encanto de los Costwolds.

La verdad es que la zona es una maravilla y estoy deseando volver otra vez y conocer más lugares de esta preciosa parte inglesa.

Aunque era una zona a la que quería ir, no me había planteado ir en un futuro próximo, pero un día (yo de esos tengo muchos), buscando en la página de Ryanair vi un chollo-vuelo a Bournemouth. Lo busqué en el mapa porque no tenía ni idea de en que parte de Inglaterra quedaba esa ciudad y al ver en la zona que estaba pensé…¡pues allá que vamos!

El vuelo salía de Alicante sobre el mediodía del día 5 de diciembre y llegaba por la tarde del día 8 de diciembre (que para ser horarios de Ryanair no estaban mal), pero un mes antes de la fecha de salida nos cambiaron la hora de los dos vuelos. Ahora salía el día 5 a las 18:50 de la tarde y llegaba el día 8 a las 23:45 de la noche, así que como ya teníamos alojamiento y coche reservado, no me importó y acepté el cambio. Una vez tenía el vuelo, solo faltaba coger el alojamiento y el coche de alquiler porque iba a conducir por la izquierda, ¡que locura! Y esperar a que llegara el día.

A continuación os pongo un mapa con el itinerario que hicimos para que os hagáis una idea.

 

 

ALICANTE – BOURNEMOUTH

Llegué al aeropuerto 2 horas y media antes para facturar la maleta y no ir corriendo y todo fue bien. El vuelo salió con puntualidad británica, nunca mejor dicho.  Llegó  a Bournemouth a las 20:00 horas. 

Salí con las maletas y lo primero fue buscar las oficinas de Hertz para pillar el cochecito inglés. El coche lo cogí un mes y medio antes del vuelo desde la web de Hertz y tengo que decir que he salido muy contenta, ya que yo alquilé un Ford Fiesta y al llegar me encontré con la sorpresa de tener un Ford Focus por el módico precio de 61 euros los 4 días. ¿Que decir de conducir por la izquierda? Al principio un caos, pero al poco rato te vas acostumbrando y hoy en mi primer día en España, después de venir de Inglaterra, he cogido el coche y al cambiar las marchas me he chocado con la puerta.


Ese día al cambiarnos el horario del vuelo, no nos dio tiempo a ver nada y nos fuimos directos al hotel que teníamos alquilado en Bristol. Era el Premier Inn Bristol South por 54 libras. Nos separaban unos 120 kilómetros desde el aeropuerto pero entre una cosa y otra llegamos tardísimo al hotel. Así que nos fuimos a la habitación, cenamos y nos dormimos enseguida. Al día siguiente nos esperaba un día movidito.

AVISO PARA FUTUROS VIAJEROS: El hotel si lo buscáis con la ayuda del GPS a mi me aparecía como Travel Inn y no como Premier Inn Bristol South por eso perdimos mucho tiempo en encontrarlo.

 

 

BATH – CASTLE COMBE- OXFORD

El segundo día de la escapada nos levantamos muy pronto para aprovechar bien el día, teniendo en cuenta que en Inglaterra en estas fechas, a las cuatro de la tarde ya es de noche. Recogimos nuestras cosas, pagamos las 54 libras correspondientes de la habitación, cargamos las maletas en el coche y nos fuimos hacia la próxima parada: Bath.

Una vez en Bath, aparcamos el coche en un parking público por unas 5 libras y nos dirigimos a la Oficina de Turismo a comprar un mapa de la ciudad, así podíamos ver las distancias y donde estaba cada cosa de las que queríamos visitar sin problemas. Os recuerdo que en la época que hice este viaje, no existian las apps, ni el roaming, ni nada de eso.

Ya con nuestro mapita nos fuimos a ver las Termas Romanas.

Las Termas Romanas cuesta la entrada entre 16,65 y 18,90 libras (precio actualizado a abril de 2020) y todo depende de si vas entre semana o en fin de semana.

Os dejo el enlace a su web para que podais informaros mejor : WEB TERMAS ROMANAS

Con la entrada, ves las aguas termales donde los romanos construyeron un templo magnífico y un complejo de baño que aún fluye con agua caliente natural. Hay una especie de museo con restos romanos de algunas partes de las termas, maquetas y te explican formas de vida de esa época. Es una visita muy interesante que merece la pena.

En frente de las Termas Romanas se encuentra la Abadía de Bath del Siglo XV, pero hay que tener en cuenta que las visitas son a partir de la 13:00 horas, así que dejamos esta visita para el final.

Nos fuimos a patear la ciudad con nuestro mapa y estuvimos viendo el Pulteney Bridge, que es el puente de la ciudad que cruza el rio Avon y la comunica con una zona verde llena de parques como el Henrietta Park, Sydney Gardens y el centro de deportes de Bath. El puente por la parte interior está lleno de tiendas y pastelerías con unas cosas buenísimas.

 

 

Avanzamos por Walcot Street, hasta llegar con el cruce de The Paragon para ir a ver El Royal Crescent , pasando por The Circus.

El Royal Crescent es uno de los hitos más conocidos del mundo. Construido entre 1767 y 1775 y diseñado por John Wood el más joven, la media luna contiene unas 30 casas, una de ellas es el Hotel Royal Crescent, otro es el Número 1 y abierta al público, aunque nosotros no la visitamos por dentro.


Después de todo esto nos dirigimos a ver la Abadía por dentro y cuando acabamos de verla nos fuimos a recoger el coche del parking de Charles Street y poner rumbo a Castle Combe.


A continuación os pongo los lugares de interés de Bath con la información que tengo de ellos.

La Abadía de Bath:

Entrada gratuita
Iniciada en 1499, la Abadía de Bath es la última de las iglesias medievales de Inglaterra. La fachada oeste es única, ya que representa el sueño que inspiró el fundador de la abadía, el obispo Oliver King, a derribar la catedral románica en ruinas y levantar el actual edificio en sus cimientos.

Durante los doce últimos siglos y medio, tres diferentes iglesias han ocupado el sitio de la Abadía de hoy: un anglosajón en la Abadía de la Iglesia que data del 757, arrastrado por los conquistadores normandos de Inglaterra poco después de 1066. La catedral normanda masiva comenzó en 1090. Era más grande que el monasterio y puede permitirse el lujo de mantenerse pues al final del siglo 15 estaba en ruinas. La actual iglesia de la abadía fundada en 1499.

No 1 Royal Crescent:
La magníficamente restaurada y auténtica casa de pueblo amueblada, crea una imagen maravillosa de la vida moderna en Bath del siglo XVIII.

Assembly Rooms:
The Ball Room, Octagon, Tea Room, y de las magníficas salas de la Asamblea, se utilizaron en el siglo XVIII para el baile, la música y jugar a las cartas, bebiendo té y conversando. Todavía están en uso para funciones y conferencias.

 

Castle Combe ha sido llamado el “pueblo más bonito de Inglaterra” y no le falta razón al nombramiento porque el pueblo es precioso. Las fotos no le hacen justicia y al natural impresiona mucho más.


Me llamó mucho la atención una mesa que había en la puerta de una casa, donde el dueño había puesto trozos de bizcocho casero y una etiqueta con el precio que debías meter por una ranura de la puerta.

 

 

Cuando ya habíamos visto el pueblo, nos montamos de nuevo en el coche y pusimos rumbo a la ciudad de los colleges: OXFORD.

Cuando llegamos a Oxford, antes de empezar a visitarla, nos fuimos a hacer el check-in en el hotel y dejar las maletas en la habitación. Esta vez el hotel elegido para pasar la noche en Oxford fue el Premier Inn Oxford, que también lo encontramos gracias al GPS, poniendo Travel Inn como en el anterior.

No nos costó nada encontrarlo porque ahora ya lo sabíamos. Nos costó 44 libras la noche.

Salimos del hotel dispuestos a ver Oxford, cogimos el coche y aparcamos en un parking que estaba en el principio de George Street por unas 4 libras. Subimos por esa calle hasta llegar al cruce con la calle peatonal de Cornmarket Street y donde se encuentra el Jesus College y Covered Market. Andando por esa calle, nos topamos de repente con la Carfax Tower que es lo que queda del siglo 13 de la Iglesia de San Martin y es ahora propiedad de la Oxford City Council.

Desde la torre se puede ver en la otra esquina el Town Hall de Oxford, que me impresionó muchísimo su fachada.

Nuestra idea era ir a ver Christ Church Cathedral y el College, pero no nos dejaron pasar porque cuando fuimos ya estaba cerrada al público, así que nos tuvimos que conformar con verla solo por fuera.

De ahí nos fuimos andando por St Aldates y High Street hacia el Radcliffe Camera y el Sheldonian Theatre.

Una vez habíamos visto eso, nos fuimos a ver el Asmolean Museum (solo por fuera) y es un edificio grandísimo que me gustó mucho. Después de callejear por las calles de Oxford y con un frío que pelaba, de camino hacia el parking, nos desviamos para ver el Castillo de Oxford y el Malmason Hotel que está pegado al castillo y de ahí nos fuimos al hotel a descansar para el día siguiente.

Aquí os pongo información de los lugares de interés de Oxford:

Ashmolean Museum
Beaumont Street, Oxford, OX1 2PH
Tel: 01865 278000
Colección de arte y arqueología, desde el antiguo Egipto hasta la 20thC. Pintura, escultura, cerámica, plata, cristal y monedas, además de arte de Extremo Oriente.

Puente de los Suspiros
New College Lane, Oxford, OX1
New College Lane es la ubicación del local conocido “Puente de los Suspiros”, construido en 1913-14, un puente idéntico al de Venecia que une las dos caras de Hertford College.

Carfax Tower
Carfax, Oxford, OX1 1ET
Tel: 01865 790522
Torre del siglo XIV situada al oeste de la ciudad y antigua iglesia de San Martín. El reloj en la parte oriental da campanadas cada cuarto de hora. Vistas magníficas de Oxford.

Radcliffe Camera
Radcliffe Square, Oxford, OX1 4AJ
Tel: 01865 277000
Un gran edificio circular con una alta cúpula, fue construido por James Gibbs entre 1737 y 1749 con fondos legados por John Radcliffe (1650-1714), y fue diseñada para albergar una biblioteca. Cerrado al público

Sheldonian Theatre
Broad Street, Oxford, OX1 3AZ
Tel: 01865 277299
Lugar de celebración secular de las principales reuniones y ceremonias públicas de la universidad.

University Park
Parks Road, Oxford, OX1
El Parque de la Universidad se compone de alrededor de 70 acres (30 hectáreas) de zonas verdes en la ribera oeste del río Cherwell, junto con un 4 acres (1.5 hectáreas) de tierra. Es una remanso de paz para los habitantes de Oxford y donde los estudiantes pueden relajarse.

Oxford Town Hall
Oxford City Council, St Aldates, Oxford, OX1 1DZ
Tel: 01865 252195

OXFORD – WINDSOR – SALISBURY

Hoy era nuestro tercer día de escapada y aún nos quedaban cosas de Oxford por ver, así que decidimos dedicar una parte de la mañana a ver lo que nos apetecía. Cogimos nuestras maletas con nuestras cosas, las guardamos en el coche y pusimos rumbo al centro de Oxford. Esta vez aparcamos el coche en un calle cerca de la Universidad que nos costó 2 libras (muy barato, en comparación con las otras veces).

Vimos el University Museum, el de Historia Natural, el Keble College y dimos un paseo por el University Park.

 




Cuando nos planteamos el viaje nuestra primera intención era visitar Stratford-upon-Avon, pero en la preparación del viaje me di cuenta que Windsor no estaba lejos de Oxford y como los dos teníamos muchas ganas de ver el Castillo de Windsor, dejamos la visita a Stratford-upon-Avon para otra escapada a Inglaterra y decidimos acercarnos a Windsor a ver el famoso castillo.

A Windsor le separan unos 60 kilómetros de Oxford, así que volvimos a coger el coche y nos fuimos a ver lo que en realidad más que un castillo es una ciudad fortificada.

El Castillo de Windsor fue Construido por Guillerme el Conquistador dentro de lo que era un bosque de caza real (ahora el gran parque de Windsor). Después de la conquista normanda de 1066, el Castillo de Windsor ha sido sucesivamente ampliado, adaptado y reconstruido por monarcas desde Enrique II hasta la Reina Isabel II. La Reina y los otros miembros de la familia real, continúan pasando la mayoría de sus fines de semana privados en el castillo y el mismo permanece como un punto de reunión para visitas ceremoniales de jefes de Estado de otros países.

También es sede de algunas de las más famosas pinturas y obras de arte en la colección real que se exhiben en todos los magníficos interiores del castillo. En la visita, se ven los departamentos de estado, los recintos, la exhibición del castillo, la galería de dibujos, la casa de muñecas de la Reina María y la capilla de San Jorge (excepto los domingos cuando la capilla está cerrada a los visitantes).
Entre octubre y marzo las habitaciones semi-estatales (usadas por la Reina para sus huéspedes oficiales) están abiertas al público sin ningún precio adicional.

El castillo abre a las 9.45 a.m. La última admisión es a las 4 p.m. (de marzo a octubre) o a las 3 p.m. (de noviembre a febrero).

Os pongo aquí el enlace a su web para que podais ver a tiempo real los precios de las entradas . WEB CASTILLO DE WINDSOR


El cambio de la guardia tiene lugar diariamente entre abril y julio y en días alternos de agosto a marzo (pero nunca en un domingo) y es uno de los puntos de interés de una visita a Windsor.

Para entrar al castillo hay tres tarifas: estandar, familiar y grupos. La tarifa estandar son 23,50 libras por persona (precioa actualizado a abril de 2020). Cuando entras al castillo te dan una audioguía que te va explicando todo lo necesario.

No se pueden hacer fotos en el interior del castillo pero si en sus exteriores.

Después de ver el Castillo de Windsor, dimos una vuelta por el pueblo pequeñita (todo hay que decirlo) y nos fuimos de camino a nuestro próximo alojamiento, que nos separaban 120 kilómetros: SALISBURY.

En Salisbury cogimos la habitación en un B&B desde la página de la ciudad y tengo que deciros que aunque la decoración era al estilo inglés, no me importaría volver a repetir porque la dueña es muy simpática y amable. Nada más llegar cenamos y nos fuimos a dormir, que al día siguiente teníamos que ver muchas cosas y era ya nuestro último día por esta zona.

 

SALISBURY – STONEHENGE – SHAFTESBURY

 

Este día era el último que nos quedaba para estar en esta zona y lo teníamos que aprovechar al máximo. Nuestro alojamiento en Salisbury fue el B&B Hayburn Wyke, que tiene habitaciones dobles con baño privado y con baño compartido. La nuestra era con baño privado y nos costó 55 libras. 

En el precio nos entraba el desayuno que podías elegir entre:
– Café, té, zumo o leche para beber.
– Macedonia de frutas.
– Cereales de 5 tipos.
– Tostadas con mermelada, miel y una cosa rara que no supimos que era.
– Full english Breakfast, que es lo que viene a ser los famosos huevos con bacon, champiñones, patatas, longanizas y tomate.

Podías elegir y como todo lo que quisieras, así que decidimos ir a full y comernos un desayuno típico inglés y un poquito de todo de lo que allí había. Salimos del alojamiento rodando, pero listos para descubrir nuestros últimos lugares del sur de este país.

Nos despedimos de la dueña que era una mujer encantadora y nos fuimos a ver la Catedral de Salisbury.


Aparcamos en el parking de Exeter Street, que si no recuerdo mal, nos costó unas 3 libras y nos fuimos andando a ver la Catedral de Salisbury.

La Catedral de Salisbury tiene la torre más alta de Inglaterra 123 metros, conserva en su interior uno de los 4 ejemplares de la Carta Magna y un friso original de piedra del siglo XIII con imágenes de la Biblia en la Sala Capitular. El claustro de la Catedral, es el más grande de Gran Bretaña y tiene un coro de niños y niñas que pudimos escuchar en su interior con 750 años de antigüedad.

La entrada nos costó 5 libras y realmente vale la pena.

Al terminar de ver la Catedral, pusimos rumbo hacia el conocidisimo Stonhenge, que yo personalmente tenía tantas ganas de ver en persona, pero de camino paramos para ver “Old Sarum”.

Old Sarum es un asentamiento cercano a Salisbury, en Inglaterra. Contiene evidencias de presencia humana alrededor del año 3000 a. C. Es mencionado en muchos libros antiguos sobre el país. Es una colina que está situada aproximadamente a dos millas al norte de Salisbury.

Old Sarum era originariamente una colina-fuerte situada estratégicamente en la conjunción de dos caminos y el río Avon en Hampshire. Aproximadamente en el siglo XIX, el pueblo fue oficialmente deshabitado.

Actualmente es un English Heritage, que está abierto al público en la carretera del Castillo a dos millas al norte de Salisbury vía A345.

Restos arqueológicos de las piedras indican que el lugar fue ocupado desde el Neolítico alrededor del 3000 a. C.Hay evidencias que la colina fue ocupada por cazadores primero y más tarde por agricultores. Se construyó un fuerte en la colina que protegía la zona y fue construida por la población local durante la Edad de Hierro alrededor del año 500 a. C. que crearon enormes bancos y diques alrededor de la colina.

De Old Sarum ya fuimos directamente a Stonehenge y me impresionó un montón. Os dejo de nuevo la WEB DE STONEHENGE, para que podais echar un vistazo a la información y a los precios de las visitas. La entrada cuesta 23,30 libras y aunque se puede ver desde la valla perfectamente, yo preferí pagarlas para poder verlas desde más cerca y hacer fotos desde todos los ángulos posibles. También vale la pena porque con la entrada coges la audio guía y te cuenta leyendas e historias sobre Stonehenge muy curiosas.

Stonehenge es un monumento megalítico, tipo crómlech, de la Edad del Bronce situado cerca de Amesbury, en el condado de Wiltshire, Gran Bretaña, a unos trece kilómetros al norte de Salisbury. Stonehenge está conformado por grandes bloques de piedra distribuidos en cuatro circunferencias concéntricas; la exterior, de treinta metros de diámetro, está formada por grandes piedras rectangulares de arenisca que, originalmente, estaban coronadas por dinteles, también de piedra, quedando hoy en día sólo siete en su sitio. Dentro de esta hilera exterior se encuentra otro círculo de bloques más pequeños de arenisca azulada. Éste encierra una estructura con forma herradura construida por piedras de arenisca del mismo color, en su interior permanece una losa de arenisca micácea conocida como «el Altar».

Todo el conjunto está rodeado por un foso circular que mide 104 m de diámetro. Dentro de este espacio se alza un bancal en el que aparecen 56 fosas conocidas como los «agujeros de Audrey». El bancal y el foso están cortados por «la Avenida», un camino procesional de 23 metros de ancho y tres kilómetros de longitud, aproximadamente. Cerca se halla la «Piedra del Sacrificio». En frente se encuentra la «Piedra Talón».

La finalidad que tuvo la construcción de este gran monumento se ignora, pero se supone que se utilizaba como templo religioso, monumento funerario u observatorio astronómico que servía para predecir estaciones.

En el solsticio de verano, el Sol salía justo atravesando el eje de la construcción, lo que hace suponer que los constructores tenían conocimientos de astronomía. El mismo día, el Sol se ocultaba atravesando el eje del Woodhenge, donde se han encontrado multitud de huesos de animales y objetos que evidencian que se celebraban grandes fiestas, probablemente al anochecer.

Han sido encontrados 240 entierros de restos humanos previamente quemados, datados entre el año 3030 y 2340 adC. Dado el poco número de entierros para un período tan largo, se estima que no se trata de un cementerio para la generalidad de los muertos sino para determinadas personas escogidas. Para los paganos, la piedra significaba la muerte y Stonehenge podría haber sido utilizada junto con Woodhenge en ceremonias religiosas de culto a los muertos y a la vida tal vez simbolizada por el círculo de madera. (Información sacada de la Wikipedia).



Después de ver Stonhenge cogimos lo que se dice caminitos de cabras para llegar al conocido “Old Wardour Castle” que ubicado en la campiña de Wiltshire junto a un lago, cerca de Tisbury, fue una de las casas más atrevidas e innovadoras de Gran Bretaña. Fue construido en el siglo XIV como una residencia de lujo. Hoy en día, es un castillo en ruinas donde el tour de audio cuenta la historia de la lucha en la Guerra Civil donde fue dañado. En el siglo XVIII fue incorporado a los jardines de la Nueva Casa Wardour y los visitantes pueden subir a las torres. La película de Robín Hood, el príncipe de los ladrones se rodó en parte en este Castillo. 

Nuestra próxima parada era el pueblo de Shaftesbury para ver la conocida y recomendada por guías, “Gold Hill” así que fuimos directos a verla y no sé porque, al verla en directo me esperaba mucho más. Es una calle en el centro del pueblo que está muy empinada. Shaftesbury es una localidad ubicada en el norte del condado de Dorset (Inglaterra), sobre la ruta A30, cerca del límite con Wiltshire. Fue construida a unos 200 m sobre el nivel del mar y es el único poblado significante en Dorset que se encuentra en una colina.




Como eran las 3 de la tarde nos fuimos de camino al aeropuerto de Bournemouth a devolver el coche, no sin antes hacer una parada en la propia Bournemouth para verla por encima. No pongo fotos porque ya había anochecido, han salido muy oscuras y no se puede apreciar bien. Llegamos para devolver el coche a la hora que nos tocaba y nos pusimos en la cola para facturas las maletas con nuestros queridos de Ryanair.


Espero que os haya gustado mi post y os sirva para los que queráis visitar esta zona de Inglaterra que bien se merece una visita.

 

Instagram @irenillanonstop

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *